Disposiciones de Accredia sobre la reemisión de informes de prueba.

Desde mayo de 2015, los laboratorios de pruebas acreditados no pueden volver a emitir informes de pruebas cambiando la información relativa al nombre del producto, el nombre del cliente y el número de lote a petición de los clientes y con referencia explícita al informe de pruebas emitido anteriormente.

Acreditar

Esto es lo que Accredia, el organismo de acreditación italiano, tiene en su Resolución 2014 (33)31RE relativo al requisito 5.10.9 de la norma ISO/IEC 17025 “Cambios en los informes de prueba y certificados de calibración” aprobado por la 33ª Asamblea General de EA del 27 y 28 de mayo de 2014.
Las nuevas medidas adoptadas tienen como objetivo combatir las prácticas incorrectas implementadas por algunos productores por pura conveniencia económica.

Aprovechando los métodos de reedición de los informes de prueba tras la modificación de la denominación del producto, algunos operadores han introducido en el mercado productos que no se ajustaban al modelo probado y que no tenían su propia Declaración UE de conformidad.
En efecto, en caso de nueva emisión, las disposiciones anteriores preveían que el nuevo documento debía llevar un código diferente para poder distinguirse del informe de prueba original.
De este modo, un fabricante que pretenda actuar ilegalmente podría tener dos informes de pruebas diferentes (por el precio de uno) para dos productos diferentes, pero sometiendo a prueba un solo producto.

Un recurso de este tipo se ha utilizado varias veces en el caso de equipos electrónicos fabricados bajo pedido en los que ha sido necesario realizar cambios según peticiones específicas del cliente.

De conformidad con los procedimientos de prueba, el laboratorio de pruebas verifica que la muestra de producción se fabrique de acuerdo con las normas pertinentes. seguridad, compatibilidad electromagnética y uso del espectro.
Una vez emitido el informe de prueba, que se refiere exclusivamente al producto de esa marca y modelo, es responsabilidad del fabricante asegurarse de que todas las piezas producidas se ajustan al modelo descrito en el Declaración UE de conformidad.

Por el contrario, modificaciones posteriores durante la fase de producción, como la sustitución de un componente o la adición de una funcionalidad, pueden comprometer la conformidad del producto con las normas aplicables. Sin olvidar los casos en los que, de forma totalmente ilegal y con evidente intención fraudulenta, se interviene en productos para retirar los componentes de protección por compatibilidad electromagnética o seguridad.

Por lo tanto, ya se trate de modificaciones menores o importantes, eludir las pruebas aprovechando la posibilidad de volver a emitir informes de prueba es una práctica ilegal que expone irresponsablemente al usuario final a riesgos para su salud y su seguridad.

Contactar con su laboratorio de confianza para obtener el marcado CE para el producto modificado puede requerir un número limitado de pruebas y, por tanto, tiempo y costes limitados.

Sicom Testing ofrece un servicio completo para certificación CE de los productos.

Para solicitar más información sobre este tema, escriba a info@sicomtesting.com
o llame al +39 0481 778931.

Artículos relacionados

Preguntas y comentarios

Si tienes alguna pregunta o comentario
Sicom Testing estará encantado de responderte.